sábado, 24 de junio de 2017

momentazo #399: lo imposible a punto de ocurrir



Cuckooland (Robert Wyatt, 2003)
JAZZ / ROCK
AUTOR - canción jazz

Resultado de imagen de cuckooland wyattRobert Wyatt lo vuelve a hacer. Casi treinta años después de su obra maestra, "Rock Bottom" (1974), vuelve a lo más alto con un trabajazo donde vuelve a jugar con retales de jazz para confeccionar uno de los trajes más espectaculares de su profundo fondo de armario.


"Cuckooland" se vale de sonoridades familiares en el catálogo wyattiano pero no deja de ser novedoso después de un buen puñado de trabajos interesantes hasta lo indecible pero carentes de ese puntito adictivo que este sí tiene. Definitivamente ha conseguido armar un disco que no cansa en su monstrenco minutaje, todo un mérito que se agencia a base de melodías de nácar, ese sacar belleza sin refinar de la veta de lo raro y por supuesto valiéndose de su voz incomparable, un auténtico instrumento de viento más que compite y triunfa por encima de todas las cornetas, saxos y trompetas que pueblan una obra tremenda que copó las listas de lo mejor del año en las publicaciones más prestigiosas, Wire Magazine incluida.


Y esto a pesar de que no parecía haber grandes novedades respecto a su obra reciente. Una nueva portada obra de su inseparable Alfreda Benge, la cual también colabora en tareas compositivas, y colaboraciones de relumbrón. Nada nuevo bajo un sol que parece iluminar mucho más de lo habitual, el talento y el aura de Robert, los cuales dan una luz increíble a las guitarras de Paul Weller y David Gilmour y las voces de Phil Manzanera y Brian Eno entre otros monstruos.
Todo un mérito que se agencia a base de melodías de nácar, ese sacar belleza sin refinar de la veta de lo raro y por supuesto valiéndose de su voz incomparable, un auténtico instrumento de viento más que compite y triunfa por encima de todas las cornetas, saxos y trompetas que pueblan una obra tremenda

No se puede dudar, estamos ante una de las obras imprescindibles de Robert Wyatt. Después de deleitarnos con su paso por Soft Machine y con una carrera en solitario intachable, consigue redondear una jugada que venía elaborando demasiados años ya. "Cuckooland" nace 33 añazos después de su estreno en solitario para imponer su ley. Uno de los discos del año 2003 y de la década. Casi nada.

lunes, 19 de junio de 2017

trick or trick? #87: cenizas al aire



Sketches for My Sweetheart the Drunk (Jeff Buckley, 1998)
ROCK
AUTOR - bocetos / exhumación

Resultado de imagen de jeff buckley sweetheartJeff Buckley murió ahogado en la primavera de 1997, dejando atrás un disco celestial ("Grace" (94)) y una legión de seguidores atrapados por su estilo apasionado y sus canciones inflamadas. Tres años después, su madre, Mary Guibert, heredera única de su legado, decide junto a los jerifaltes de Sony que el cadáver ya está lo suficientemente frío como para editar los bocetos de lo que debería haber sido el segundo álbum del californiano. Se podrían repartir culpas, ya que al lado de todo editor avaricioso siempre va una cohorte de fans curiosos hasta la extenuación. Aunque claro, el oyente nunca decide sobre qué es lo que se debe editar o no. Y he dicho culpas porque hay mucho por lo que culpar aquí. Como mínimo, tantos motivos como los que hay para el regocijo.

Y eso es lo que hay, canciones deshilachadas, a medio terminar, ideas de canciones y momentos privados en los que Jeff da rienda suelta a sus ganas de divertirse entre ruiditos, gemidos y bizarradas varias. Algo que tal vez nunca debiera haber visto la luz

El batiburrilo empieza bien, muy bien, con una primera rodaja que merece todas las loas que el disco ha recibido. En ella encontramos ideas bastante avanzadas que muestran el poderoso material al que Buckley estaba dando forma. Unas canciones que nos hacen babear al pensar en el discazo que podía haber creado si la parca no nos lo hubiera arrebatado como lo hizo. El segundo CD es otra historia. Empieza con un par de remezclas muy buenas de temas que ya están en el primer disco y continúa con un material que refrenda que el título que Mary acabó dando al disco es de lo más apropiado. Vamos que no engaña a nadie. "Bocetos", dice bien clarito la portada. Y eso es lo que hay, canciones deshilachadas, a medio terminar, ideas de canciones y momentos privados en los que Jeff da rienda suelta a sus ganas de divertirse entre ruiditos, gemidos y bizarradas varias. Algo que tal vez nunca debiera haber visto la luz.


Un álbum necesario, no me cabe la menor duda, aunque no dé respuesta a las preguntas que todos nos hacemos. ¿Habría regrabado alguno de estos temas para su segundo disco? ¿Habría pulido las ideas que yacen aquí? ¿Habría encontrado la inspiración en una noche de insomnio con la que crear un disco con canciones nuevas totalmente diferente a este? Está claro que nunca lo sabremos. Delicias y errores se dan la mano aquí. Y a pesar de todo, el mito no se empaña. Al fin y al cabo Jeff no aprobó esto.

domingo, 18 de junio de 2017

jurado popular #42: nudo corredizo



Voyeur Amateur (Nudozurdo, 2017)

Resultado de imagen de voyeur amateur nudozurdo
"Un disco muy alternativo que deja clara la calidad que tiene el grupo, hacer lo que hacen no es fácil. Un disco bastante violento en general con temas como Voyeur Amateur, Genocida Bilingüe o Bronco Zafiro, tan solo hay momento para respirar en "Ursula hay nieve en casa" (para mi una de las mejores del disco). A veces no hay que mirar lejos para encontrar buena música, espero que sigan en esta linea. 9/10" (Barbanegra)




 "Afterpunk de calidad en un disco que me ha pegado con fuerza. Los momentos más "dulces" me gustan pero me recuerdan, perdónenme, a McEnroe (lo cual no es necesariamente genial). Tal vez por eso me gustan mucho más cuando se ponen serios y juegan con la tensión a base de guitarrazo y base rítmica en crudo. Me han encantado y mucho, "Voyeur amateur", "Genocida bilingüe" y "La ruta de los Balcanes". Ahí es donde veo que destacan. El resto, sugerente y muy disfrutable, aunque más normalito. 7/10." (La Ranra)



"Discazo, de lo mejor que has puesto hasta ahora, salto de calidad de nudozurdo con respecto a trabajos anteriores, destacar su tensión musical presente en todas las canciones, guitarras y atmosferas muy cargadas, opresivas a aveces, me han recordado a The Cure en Bronco Zafiro, así como destacar, la primera, la jaula de oro, Voyeur Amateur, La Ruta de los Balcones, Úrsula hay nieve en casa, Estas tan perdida... En definitiva un muy buen disco que demuestra que este grupo va hacia arriba. 8/10." (Mr Noise)



jueves, 15 de junio de 2017

la interzona #126: joyitas en la trastienda



EPs (Robert Wyatt, 1999)
JAZZ / ROCK
PROGRESIVO
Resultado de imagen de eps wyatt
Colección de 5 eps del de Bristol que como me imaginaba es nutritiva pero también desquiciante. A ratos puede resultar reveladora, pero hay que ir con mucho cuidado para no perder la paciencia.


El primer disco, "Bits", está bastante bien, con canciones interesantes y una estupenda toma en directo que saldría posteriormente en su famoso "Theatre Royal Drury Lane 8th September 1974" (2005). El segundo lo titula "Pieces" y es lo mejor de la colección. Destaca una maravillosa "Shipbuilding", escrita por Elvis Costello y un elenco en el que predomina el tono jazzístico sobre todas las cosas. Mucha clase, que queda algo desdibujada en la siguiente rodaja donde se explaya con las versiones. Su incursión en tierras hispanoamericanas es más bien anecdótica, con unas tomas bastante sosas de "Yolanda" y "Te recuerdo Amanda". Su valor puede residir en el hecho de descubrirlas para el público anglosajón, pero para el hispanohablante no dejan de ser paseos turísticos que acaban sobrando. Lo mismo podríamos decir de lo que hace con el "Biko" de Peter Gabriel. Motivos de peso para hartarse del disco.


Motivos que se ven multiplicados por la boutade indefendible que son los casi veinte minutos de música concreta, ruiditos, erupciones y no-música de "The Animal's Film". Desde mi aprecio por todas las formas de arte admito que no entiendo que algo así merezca existir. Por suerte el sabor de boca mejora con el cierre, un último disco que se centra en un puñado de remezclas de su reciente "Shleep" (1997). Curiosamente se agradecen porque aunque se mantienen reconocibles han sufrido un ataque frontal que las ha cambiado por completo a base de electrónica, en algunos casos de la dura.

Colección de 5 eps del de Bristol que como me imaginaba es nutritiva pero también desquiciante. A ratos puede resultar reveladora, pero hay que ir con mucho cuidado para no perder la paciencia

Jamás pensé que una canción de Robert Wyatt pudiera invitar al baile, pero lo más extraño es que eso me guste. Me quedo con eso y con el segundo disco de esta colección. Un recopilatorio tan jugoso como una sandía. Hay que moderlo con ganas y mancharse. Es inevitable.

martes, 13 de junio de 2017

momentazo #398: ¡levantaos!



Arise (Sepultura, 1991)
ROCK
METAL - death / thrash

Resultado de imagen de sepultura ariseEl cuarto disco supuso un cénit para los brasileños, la depuración de sus poderes entre el death metal y el thrash, entre la jungla y la industrialización salvaje. "Arise" demuele los conceptos erigidos a base de velocidad y casi sinrazón en sus tres obras primigenias y construye con ellos una nueva biblia para el metal de finales de milenio. Con "Beneath the Remains" (1989) lo anunciaban de forma velada, con este te lo arrojan a la cara sin tapujos. Triunfan porque se dan cuenta de que no hay que dejarlo todo al albedrío de la galopada irracional y arman momentos inspirados de pausa y belleza en medio de todo su caos. Son mínimos, casi imperceptibles, pero unas cuerdas allí, una guitarra acústica allá, unas grabaciones ambientales acullá y oye que esto parece ya otra cosa.

"Arise" demuele los conceptos erigidos a base de velocidad y casi sinrazón en sus tres obras primigenias y construye con ellos una nueva biblia para el metal de finales de milenio

Son sólo detalles, lo sé. El corazón de este disco sigue siendo pedregoso y de una marcialidad totalmente indigesta. Sí, sutileza la justa. Guitarras de granito que aúllan, a veces, como internos de un psiquiátrico y base rítmica rocosa. No hay resquicios de selva aquí, tan sólo algún que otro detalle. Una pena, aunque todavía se aprovechan cosas: el hardcore de "Arise", la invocación del apocalipsis en "Desperate Cry" o la enérgica "Altered State" conforman un esqueleto sólido y fuerte. Metallica, Motörhead, las dobles armonías de Iron Maiden o Judas Priest... Imperfección pegajosa que ni la peor producción del mundo podría hundir en el fango. Y eso que lo intenta, pero no, al final "Arise" es un cierre triunfal. El de una época que se iba a perder para siempre a la sombra de nuevos retos más aperturistas y suculentos. Punto y seguido.

domingo, 11 de junio de 2017

jurado popular #41: borrachuzos



Rum, Sodomy & the Lash (The Pogues, 1985)

Resultado de imagen de pogues rum"Para mí este disco está por encima del bien y del mal. Es uno de esos que traspasan géneros, como los de Bob Marley y alguno de Sepultura. No importa realmente que el folk gaélico no sea lo tuyo, de alguna forma los Pogues logran engancharte con música fina y actitud punkarra. Las letras de Shane MacGowan, el vocalista, merecerían capítulo aparte porque, como Baudelaire en la poesía, logró otorgar el estatus de arte a todas las potas, prostitutas y meados que aparecen en sus canciones. Aparte claro de héroes de la mitología irlandesa como Cuchulainn y el eterno canto al amor y sus alrededores que borda como pocos. En definitiva, un disco que me gusta de principio a fin, de los que me tienen cantando a voz en grito hasta que se acaba. Una joya inmarchitable y nada exigente. Se disfruta sin esfuerzo alguno. Un 10." (La Ranra)




"Cuando no conoces un estilo a fondo cuesta realizar un análisis en profundo, y más en este caso, que carezco de referentes con los que comparar. Así que bueno, si lo hago de 0 y sin consultar ninguna fuente de información, puedo decir que es un disco muy divertido y que, para mí, la palabra a la hora de definir su música es "folclore". Tiene algunos temas interesantes como "Dirty Old Town" y "I am a man you don't meet every day". Se me vienen a la cabeza sonidos folk, que recogen influencias de varias culturas. En resumen un disco colorido, divertido y alegre, pero que no es capaz de marcarme o engancharme de manera fuerte. Para mí un 7,5/10." (Barbanegra)



"Después de darle varias escuchas, tengo que decir que para mí no pasa de ser un disco de taberna irlandesa, que tiene algunas amenas pero que en general me resulta repetitivo. Salvo un par de ellas tengo que decir que no me llegan, a pesar de que dan ganas de hincharse a pintas. 5/10" (Mr Noise)