viernes, 9 de agosto de 2013

momentazo #162: el futuro era entonces



The Shape of Jazz to Come (Ornette Coleman, 1959)

Después de dos discos para el sello Contemporary, Ornette ficha por Atlantic y se estrena por todo lo alto con un disco fundacional. "The Shape of Jazz to Come" ofrece lo que promete su título avanzando un futuro que iba a levantar aullidos de reprobación. En estos inicios la cosa todavía aparece domada y ligerita. Aparentemente. Las primeras convulsiones de eso que se llamaría free jazz aparecen sin embargo bien claras y evidentes. Aparecen en la leve atonalidad de la melodía que vertebra "Lonely Woman", su único clásico propiamente dicho. Y de forma mucho más clara en la maraña improvisatoria que fabrican los músicos en el núcleo de los temas. La estructura clásica del bebop de tema principal, solos y vuelta a la melodía base se mantiene intacta y eso confiere al disco un aire de normalidad que no debería ser tal puesto que la parte central de los temas obvia los acordes en pos de un toque libérrimo no apto para todos los públicos.

Coleman "refinaría" esta libertad hasta cotas impensables en discos posteriores. Aún así, este es especial por representar un primer conato de ardor que se aplacaba bebiendo de las frescas aguas de siempre. Lo que vino después ya lo sabemos. El desprecio por parte de gente como Miles Davis y la adoración por todos aquellos iconoclastas que sintieron el jazz en toda su elástica inifinitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario