domingo, 2 de marzo de 2014

la interzona #40 & momentazo #183: acercando las estrellas



I

Factores que afectan al equilibrio (PAL, 2004)


PAL se visten de largo con un disco que ofrece tantos gozos como interrogantes. Porque está muy claro que abusan de sus referentes de manera salvaje y eso no suele ser bueno. Ya sea el space rock made in Rugby, el krautrock teutón o la dejadez melodiosa de Los Planetas, la infección en su sonido es más que evidente. Por otra parte, la aparente falta de personalidad se palia cuando se es capaz de ofrecer algo impactante, lo cual consiguen los de Torrijos merced a una hipnosis tóxica de efecto mareante. Un sonido casi sólido que amenaza por su saturación endiablada y achicharra una voz que puede irritar por impostada pero que al final acaba empastando en la amalgama. Atinado y esperanzador debut.


(...)

III

Error de fábrica (PAL, 2009)

Y al tercer día explotaron. Después de un par de ejercicios de estilo interesantes pero que no les llevaban a ninguna parte, PAL pone patas arriba su sonido arrimándose a lo primitivo de una rítmica primigenia y de
una simpleza brutal. Aparcan el engolamiento ruidista sin darle la espalda. Siguen estando ahí los estallidos noise pero el elemento cósmico está mucho más suavizado. Esto unido a la definición que toman las canciones, mucho más directas, con una voz más clara y más viva, redunda en un disco a todas luces más hecho, mejor pensado y sabiamente ejecutado. CAN sigue estando presente (gracioso homenaje en "Campeón") aunque se diluye entre arrebatos de pop más o menos cristalino. Y se gana con la presencia atávica de Bo Diddley y todo ese rocanrol negrata en las baterías y en lo percutivo de las guitarras. PAL han dado con la tecla. Han aprendido a bailar y ya no quieren parar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario