miércoles, 9 de abril de 2014

trick or trick? #45: falso ídolo



Icon  (Paradise Lost, 1993)

Si pasamos por alto ciertas cosas podremos disfrutar del giro copernicano que dieron Paradise Lost con este álbum de subyugante portada. Abandonando o más bien depurando ese death metal gutural de sus tres primeros discos, destilan una música de melancolía tan abisal como impostada en la que destaca sobremanera el tratamiento de las guitarras. Es lo mejor de un disco épico hasta la desmesura al que la voz de Nick Holmes causa un daño irreparable. En su afán por el feísmo, por no ser demasiado "accesibles", el rubio cantante suena forzado y fuera de sitio mientras se da de hostias con la melodía a cada sílaba. Lástima, habían descubierto el wah-wah y el noise y los arreglos suenan inteligentes oscilando entre lo inmaculado y lo sucio, pero al final no dejan de ser un grupo más de thrash metal. Muy tristes y muy estupendos en su miseria, eso sí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario