sábado, 14 de junio de 2014

momentazo #199: las primeras estrofas de la gran novela americana



The Wild, The Innocent & The E-Street Shuffle (Bruce Springsteen, 1973)

Y se armó el belén. A solo unos meses vista de su debut, el salto cualitativo es impresionante. Por un lado una E-Street Band aún sin bautizar deja claro desde el comienzo su apabullante maestría y talento. Conjuntada, eficaz y poderosa. Realmente insuperable. Por otra parte el talento como compositor y cantante de Springsteen empieza a despuntar. A falta de los clásicos que rebosan en Born to Run (1975) el de New Jersey se entretiene en largos desarrollos para contar sus historias que empiezan a ser auténticos relatos urbanos de calidad. Canciones largas y épicas que vuelan muy alto. Ahora solo faltaba depurar el torrente, filtrarlo y refinarlo pero lo gordo ya estaba aquí, en un disco explosivo, en una pequeña gema a reivindicar por mucho tiempo que pase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario