jueves, 14 de agosto de 2014

momentazo #202: california dreamin'



Buffalo Springfield Again (Buffalo Springfield, 1967)

Supergrupo avant la lettre, Buffalo Springfield acogió en su seno al futuro dorado del folk/rock. Poco podían imaginar sus fans las calidades de lujo que albergaba un grupo que en su brevedad brilló con la potencia que sólo podían dar titanes de la talla de Neil Young y Stephen Stills, a la que se añade la colaboración estelar de luminarias como Jack Nitzsche o el ubicuo David Crosby.

Este era el segundo disco del grupo y fue el resultado de una grabación tensa por los problemas para encontrar bajista permanente y la desidia y ausencia mental de Young. Este estaba ya pensando en otros proyectos que le llenarían más y eso no ayudó a dar fluidez a unas grabaciones tormentosas y accidentadas. Fruto de esa tensión al límite salió este álbum agreste y dulce que tiene una portada preciosa y un contenido que es un anuncio y una constatación. El disco suena como compendio de los poderes ya conocidos de estos gigantes y como profecía de lo que iban a ofrecer en un futuro. Así nos encontramos la dulzura campestre de Young aliñada por el talento compositivo y el tino melódico de Stills, así como esa electricidad brumosa, esa distorsión harapienta tan hippy que reventarían en estilos diferentes tanto The Byrds como Young con Crazy Horse. "Mr. Soul", "Expecting to Fly", "Everydays" o la rarita "Broken Arrow" son clásicos por derecho.

Buffalo Springfield Again, la cumbre de un grupo que se despachó en tres discos y que aún así supo dejar una huella imborrable en todo aquel aficionado a todo ese batiburrillo que ahora llaman "americana". Guitarras acústicas y eléctricas, voces en plenitud y melodías de granja. La mitología de una joven y exuberante Norteamérica refulgiendo en diez canciones como diez soles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario