miércoles, 27 de agosto de 2014

momentazo #204: llamadme "entierro"...



Detrás del nombre de Burial se escondía el misterio más absoluto. En el momento de la publicación de este disco, poco o nada se sabía de este músico y productor británico salvo que tras su careta se esconde uno de los reyes de eso que alguien ha llamado dubstep. Esto es, voces soul planeando sobre bases atmosféricas de ritmos duros y obsesivos. Un panorama apocalíptico a partir de briznas de pureza angelical. En "Untrue", cima auténtica de un género con todas las limitaciones, lo hermoso es amenazante y lo oscuro, negrísimo.

Ahora sabemos que este Burial se llama en realidad William Emmanuel Bevan y se pueden encontrar todo tipo de datos biográficos sobre él en la todopoderosa red. La maquinaria, los fans, el mundo actual, no son amigos de los misterios prolongados. Así parece que algo de ese glamuroso suspense se ha perdido y la música del londinense puede parecernos menos críptica, aunque solo es una sensación. La realidad golpea con la escucha de esta obra, su cima, un momento inhóspito en el que la amenaza sigue conservando lascas de belleza y lo negro nos succiona irremisiblemente hacia su corazón de tinieblas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario