domingo, 23 de noviembre de 2014

momentazo #209: carrusel



Señora azul (Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán, 1974)

Resultado de imagen de canovas rodrigo señoraParece increíble que esta genialidad de pop mayúsculo se haya creado en España. Por el nivel medio de la época la talla de este disco sobrepasa fronteras y edades. Perdurable tanto por la belleza de unas composiciones que se adhieren para siempre, como por el minucioso trabajo de producción mediante el cual combinan una multitud apabullante de instrumentos con una sutileza y naturalidad fuera de toda norma.

Las letras son sencillas pero tremendamente trabajadas y cuentan historias cercanas con una sinceridad desarmante. El fruto de unos artistas leídos que saben utilizar un diccionario y engarzan vocablos con la perfección milimétrica de un puzzle para hacerlos fluir de manera pasmosa. Muchísimo más que el simple "te quiero / vamos a bailar" con el que los conjuntos animaban los guateques en esos años.

Musicalmente, es un compendio del mejor pop orquestado con conciencia romántica y un deje atemporal. Y aunque puede que las voces suenen impostadas al principio, acaban demostrando que sirven hoy y lo harán mañana. Sin embargo, es curioso que no sirvieron en su momento (o eso dicen las exiguas ventas y repercusión inicial del trabajo). No es de extrañar. Tampoco caló al principio The Velvet Underground. Ahora es otra cosa.


Lo mejor de este grupo es que, dentro de un panorama donde todos estaban altamente influenciados por las bandas anglosajonas, CRAG acabaron siendo los influyentes. No al principio, como buenos visionarios, y tampoco es que se desmarcaran de la cultura pop-rock de la pérfida Albion, pero lo cierto es que siempre fueron sobrados de personalidad, un bien escaso. Por eso hoy día se les reconoce su importancia y su docencia. Malditos como ninguno y reverenciados como pocos, fueron nuestros Beatles, nuestros Beach Boys y nuestros The Band. Así de claro y así de increíble.