sábado, 11 de julio de 2015

la interzona #51: rock 'n' roll animal



Lemmy: 49% Motherfucker, 51% Son of a Bitch (Wes Orshoski, Greg Olliver, 2010)

Lemmy retratado con gloria por parte de Wes Orshoski y Greg Olliver. Como su vida y su música, película sin artificios ni coartada sesuda alguna. Un retrato fiel, digno y sin adornos de una figura mítica en esto del rock. El documental deja bien claro la adoración que las figuras del gremio sienten por este hombre, así como sus méritos y miserias. Me gusta que toquen todos los momentos importantes de su carrera aunque se echa en falta profundizar algo más en la música de sus diferentes proyectos, Motörhead principalmente. Entiendo que tampoco se trataba de eso, y aún así la película peca de ser demasiado arquetípica. Las consabidas "talking heads" alabando al monstruo y unos cuantos fans desgañitándose para demostrar que darían su vida por él. No es el último grito ni ha roto moldes pero es efectiva 100%. Por momentos incluso puede tocarte la vena sensible. Son esos momentos más privados de Lemmy en los que se desmarca con alguna de sus declaraciones marca de la casa. Momentos en los que el ídolo baja a la tierra y nos recuerda lo frágil que puede ser cualquier ser humano. Bueno, Lemmy no, Lemmy es indestructible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario