sábado, 1 de agosto de 2015

la interzona #53: ¡sí, nena, sí!



Uh Huh Her (PJ Harvey, 2004)

La prueba irrefutable del agotamiento de unas ideas que no daban para más. "Uh Huh Her" se queda a medio camino entre el rock reluciente de "Stories From the City, Stories From the Sea" (2000) y una nueva senda a explorar que no queda muy clara pero que apunta hacia los mares en calma que bañarían obras futuras. Chapó por "Shame" o "You Come Through" pero algo menos para "Who the Fuck?" o "The Letter". La segunda peca de un continuismo que carece de la capacidad de emocionar de antaño y la primera apela a la máxima rudeza con una insolencia que se evapora demasiado pronto.

"Uh Huh Her" es básicamente un batiburrillo que recopila el gran currículum de la de Dorset. Por ello era difícil que saliera malo. Ni bueno. Se aprecian retazos de la bruma de "Is This Desire?" (1998) por aquí, la truculencia romántica de "To Bring You My Love" (1995) por allá, cosa que no está mal. Quizá falla más al invocar el desgarro sulfúrico de "Rid of Me" (1993) o "Dry" (1992). Una vez que aprendes a limpiar tu sonido es muy difícil volver a inicios más guarretes. Simplemente no te sale. Lo que hacía falta era que Polly Jean se diera cuenta de que tampoco pasaba nada por ello, y creo que este disco es valioso porque le permitió tomar distancia y huir hacia delante librándose de los molestos fardos del pasado.

Tampoco encontramos premoniciones claras acerca de cómo iba a sonar en el futuro. Si acaso intuiciones, retazos, ideas apenas esbozadas, pero si algo deja claro es que es en los momentos más reposados en los que Harvey se vacía y te toca. Puede que la instrumental "The End" o la taciturna "The Desperate Kingdom of Love" no acaben de anunciar el giro radical de "White Chalk" (2007) pero sí que clarifican que ya nada iba a ser como lo habíamos conocido.





"Uh Huh Her" es, y perdonen lo manido, un disco de transición. Una obra sincera y serena que no va a deslumbrar entre las demás, pero lo suficientemente disfrutable a pesar de sus muchos peros. Un ejercicio que tiene valía por sí mismo pero que se entiende mejor si se compara con sus familiares más cercanos. Meritorio a pesar de los pesares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario