viernes, 4 de septiembre de 2015

trick or trick? #58: ni contigo ni sin ti



Without You I'm Nothing (Placebo, 1998)

El difícil segundo disco. El de los hallazgos y la puesta de largo de una propuesta cuando menos interesante. Es cierto que poco más se le puede pedir a este pop que queda anquilosado en la parte final de un trabajo que quiere ser demasiado. Si se hubieran quedado en los descubrimientos de "Pure Morning", "Brick Shithouse", "You Don't Care About Us" o la impresionante pastillita pop "Every Me, Every You" y hubieran ahondado en esa llaga, estaríamos hablando de su obra maestra. Por desgracia decidieron ampliar la paleta con piezas melancólicas y "oscuras" de dudosa valía más allá de "la-cancioncilla-que-toco-para-mi-grupo-de-amigos". Ellos las apreciarán, sin duda. El público neutral... Como mucho al principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario