sábado, 9 de enero de 2016

la interzona #66: daños colaterales



Bomber (Motörhead, 1979)

Todas las dudas que pudieran surgir en la escucha de este tercer intento tras las algo sosas "Lawman" y "Sharpshooter" quedan erradicadas de raíz con la rotundidad sin parangón del solo final que desintegra "Stone Dead Forever", el blues dejado y pegajoso de "Step Down" y el clásico por antonomasia del disco, "Bomber". No, no han perdido fuerza. Todavía es pronto para eso. El disco es algo más irregular que "Overkill" (79) pero es que ese era un pepino. Este no lo es pero se defiende... Y también ataca, no se crean que no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario