viernes, 29 de enero de 2016

momentazo #262: píntate la carita

Resultado de imagen de bowie pin-ups
Pin Ups (David Bowie, 1973)
ROCK
ROCK & ROLL - glam / versiones

Batiburrillo de versiones unidas por la coherencia de la voz y el estilo inconfundible del camaleón. Decir que las hace suyas podría ser un cumplido para casi cualquiera, pero es que eso a Bowie ya se le supone de serie. De ahí que se pueda tender hacia el ninguneo y no ver lo bien tocadas y mejor pensadas que están estas versiones que pasan por ser lo más glam que grabara el de Londres.





Mick Ronson y sus arañas alienígenas no sólo se las apañan para adueñarse de las canciones sino que hacen de este disco algo imprescindible para completar la figura y el momento del camaleón en plena etapa gloriosa. Y si crees que Bowie tiene demasiada clase para cantar el blues, te equivocas. Lo sé, es una música demasiado rural para un urbanita de su calaña, pero aquí no se trata de mimetizar sino de restaurar. Con toda la brillantina y el pan de oro de que se disponga para redecorar que no demoler.


"Pin Ups" parece un escollo molesto en medio de un mar de perfección y acaba resultando una zambullida gozosa y refrescante que explica y clarifica las obsesiones y el gusto inimitable de un genio

Al final, este trabajo deja una cosa clara. Bowie puede con lo que le echen, y más en la plenitud de los 70. Una de las etapas más gloriosas de la historia del pop que él protagonizó como la estrellona inalcanzable que ha quedado para la posteridad. "Pin Ups" parece un escollo molesto en medio de un mar de perfección y acaba resultando una zambullida gozosa y refrescante que explica y clarifica las obsesiones y el gusto inimitable de un genio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario