sábado, 12 de marzo de 2016

momentazo #272: el amor y la escarcha



Kill for Love (Chromatics, 2012)

Chromatics se muestra aquí como ese grupo que sabe destilar las mejores esencias ochenteras del tecnopop y el post-punk para refinarlas en un sonido actual, vibrante, adictivo. Un sonido que, también es verdad, se les va de las manos a la hora de entregar un producto que ganaría con la concreción.

"Kill for Love" rezuma clase y categoría. Con una portada y producción que nos remiten a otros tiempos. Tiempos de lujo y quilates. Es un disco gélido y calculado al milímetro que nos endosa un retrofuturismo más que creíble, palpable. No digo que estemos ante una obra que pueda salvar vida alguna. Esto más bien está hecho para el sofá y la siesta en duermevela. La voz de Ruth Radelet rezuma candor y suma en el aura de perversión de una obra angulosa y multifacetada. Y en cuanto a las guitarras, teclados y efectos, lo mismo nos traen a la mente a New Order que a The xx. Todo en un disco que además se las apaña para dar enjundia y prestigio al autotune, cosa que algunos creíamos imposible.

En resumen, el quinto de Chromatics es una grata sorpresa. Uno de los discos para recordar del comienzo de década, sin duda. Podéis estar hartos de discos faraónicos que intentan agotar la duración del formato CD, pero esto cuenta con méritos a su favor para merecer un par de escuchas. Y gozosas.

PD: Todo a pesar de que al final mute en lo que podría ser la banda sonora alternativa de "TRON: Legacy".

No hay comentarios:

Publicar un comentario