viernes, 8 de abril de 2016

momentazo #278: el amor infinito



Les amants de Teruel (Édith Piaf, 1962)

Resultado de imagen de piaf amants teruelUno de los últimos álbumes de su carrera. Podríamos esperar a una Piaf cansada, hundida en la efermedad y la adicción, pero no. Era demasiado grande para mostrar su debilidad. En este disco nos la encontramos esplendorosa, con esa entrega que nunca supo dosificar. Una Édith Piaf torrencial y dominadora, con la sabiduría de la experiencia. Una Piaf que nos hace trizas nada más abrir la boca en esa "Les amants de Teruel" que abre el disco. Imposible no quedar arrasado por la negrura y la profundidad de esta interpretación. Y tras esta rendición abisal, la vivacidad que parecía devolverla a su juventud con un "Quatorze Juillet" espectacular. Un palo que dominaba como también hacía con el canalleo cabaretero que vuelve a rememorar en la prodigiosa "Polichinelle". Tres razones de peso para quedar atrapado para siempre. Así no se puede fallar en un disco que suena vivo y que invita a soñar. Y no se puede decir esto siempre de una de las artistas más mayúsculas de la historia, poseedora de un cancionero espectacular pero que no salía siempre bien parada en un formato tan denostado en la época como el LP.


No hay manera de encontrar la información en internet. No sé si este es el último disco largo que grabara en vida la parisina, pero sería bonito que así fuera porque como despedida suena brutal. Triste y salvajemente brutal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario