viernes, 20 de mayo de 2016

momentazo #286: el fulgor



Plus Ultra (Pumuky, 2011)

Todo en esta fantástica obra de Pumuky suena engolado y excesivo. Por ello me cuesta creer lo dentro que me llega, cuando no soy muy dado al paladeo excesivo de las palabras, ni a los teclados de celofán, ni a las portadas de cuento. Bueno, a eso último sí, seamos sinceros.

"Plus Ultra" es el tercer disco de los canarios. Una demostración de fuerza desde la sutileza más anémica y más encantadora posible. Toda esta carencia acaba triunfando en toda alma cansada del vapuleo diario y de la violencia sónica de siempre. Pumuky pueden sonar más recargados e insoportables que nadie pero, por otro lado, si les quitaras eso se desharían entre tus dedos. Así de frágiles y así de hermosos son.


Aquí hay lo que siempre se les ha dado mejor, un estilo más que certificado en el anterior "El bosque en llamas" (2009), que equidista entre Los Planetas más psicodélicos y el primer Sr. Chinarro, ese que se revolcaba incomprensible en obras como "La primera ópera prima envasada al vacío" (2001). Todo esto no puede sino anunciar melodías perezosas guiadas por el teclado y una voz que alarga las sílabas como si fueran de chicle en busca de la epifanía sentimental. Bastante kitsch y frívolo a priori, lo admito, pero el empaste de todo esto acaba enamorando al corazón más duro del planeta. El cuarteto que abre el disco va a picarte la curiosidad, a la altura de "Pleamar" estarás enganchado y "Causa vs. efecto" hará que no quieras soltarte jamás. Así se las gastan estos románticos en su viaje de fantasía hacia las profundidades del océano. Un viaje bonito, pero bonito de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario