domingo, 5 de junio de 2016

trick or trick? #68: freakismo de manual



Flash Gordon (Queen, 1981)

Interesante experimento que muestra a unos Queen capaces de lidiar con la tecnología para fabricar unas texturas que van al pelo a la película (infame) a la que subrayan. Una de las razones es que parece que saben dónde buscar la inspiración y ofrecen sonidos emparentados con joyas como el "Low" (1977) de Bowie o el grueso de la discografía de Kraftwerk. El resultado es un score retrofuturista la mar de pintón con sus momentos de vergüenza ajena, eso también.

Los diálogos que meten aquí y allá tienen su gracia y la atmósfera que conjuran es por momentos opresiva, jocosa o desvergonzadamente fiestera. Atmósfera al fin y al cabo. Sólida y solemne, inspiradora y chabacana. Queen en definitiva. Dejar libertad a estos personajes en un estudio para una obra que por definición limita las partes cantadas podría haber tenido resultados desastrosos y para ser justos no fue así. Por contra tengo que arquear la ceja y casi quitarme el sombrero ante uno de sus discos más salvables, aunque parezca una herejía.

Y bien mirado, esta idea puede muy bien ser una herejía. Sí, una vez más les sale una obra que no es para nada equilibrada y conforme va avanzando se va emborrachando de todos los excesos posibles, lo que la acaba arrimando a lo farragoso y lo pasteloso y ensucia lo que podía haber sido un disco, al menos, digno. Una lástima. Una vez más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario