viernes, 15 de julio de 2016

la interzona #183 / momentazo #299: en pie de guerra

The Hope Six Demolition Project (PJ Harvey, 2016)
ROCK
Resultado de imagen de hope six demolitionALTERNATIVO - canción protesta

Cambia el campo de batalla pero no el diagnóstico ni la medicina. El sucesor del beligerante y reivindicativo "Let England Shake" (2011) es un disco digno al que le fallan un poco las fuerzas y la inspiración. Polly Jean cambia esta vez el escenario. La Gran Guerra y su Inglaterra natal se transforman en Afganistán, los Balcanes y Washington DC. Una muestra de la multiplicidad de heridas y dolores que pueblan un planeta enfermo y de difícil curación.


Con un estilo muy parecido al explorado en el disco anterior, pero dando algo más de peso a las guitarras, la Harvey vuelve a denunciar y a acusar, poniendo el dedo en algunas de las llagas del mundo en el que vivimos. Las políticas de vivienda de carácter antisocial, la guerra y sus consecuencias o la pobreza endémica son temas recurrentes a lo largo del disco. Un disco que se parió tras la estancia de la artista en los lugares mencionados anteriormente. El resultado lo atestigua con claridad. Lo cierto es que, a pesar de todo, no hay turismo casual aquí. El sentimiento y la verdad que transmiten estas letras está fuera de toda duda. Otra cosa es la música, bonita y de melodías más bien claras, pero que en su conjunto me parece bastante inane. No me enamora, y eso acaba pesando.


Con un estilo muy parecido al explorado en el disco anterior, pero dando algo más de peso a las guitarras, la Harvey vuelve a denunciar y a acusar, poniendo el dedo en algunas de las llagas del mundo en el que vivimos
 
Curiosamente el público pudo asistir a las sesiones de grabación del álbum. Un movimiento atrevido por parte de esta artistaza que daba la oportunidad de presenciar las entrañas del proceso creativo. Toda una osadía que no extraña porque viene de alguien valiente como pocos en esto de la música. PJ Harvey se expone y cosecha loas y alguna crítica. Hay quien le achaca que en esta obra se exponen muchos problemas pero no se ofrecen soluciones. Cierto, pero realmente, ¿es esta la misión del artista? Juzguen ustedes.





En cualquier caso, una demostración de poder desigual por parte de una creadora irreductible con un catálogo que habla por sí solo, una discografía que grita a los cuatro vientos que a la de Dorset no le queda ya nada por demostrar. Así podremos tomar esto como un pequeño instante de duda en su inmaculado currículum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario