lunes, 1 de agosto de 2016

momentazo #303: al enemigo ni agua



De un país en llamas (Radio Futura, 1986)

Resultado de imagen de de un pais en llamas¿A quién le puede apetecer bucear en las miserias ajenas? A un morboso sin remedio. Y eso es lo que se necesita para hablar de este disco. Por ello la tasación de este álbum tiene una cualidad casi obscena. No en vano "De un país en llamas" es el disco más inhóspito, violento y agresivo que haya salido de la cabeza y las manos de la banda madrileña. Y lo anuncian desde el principio. Su disco más denso y sombrío se abre con "No tocarte" para sentar las bases con ese riff circular y oscuro. "La ciudad interior" es un funk blanco y siniestro y en "El tonto Simón" dejan escapar retazos de la latinidad que siempre les ha envuelto, aunque una latinidad bastante fría, casi europea. Lo mismo ocurre con "El viento de África" (hermana pequeña de "Semilla negra") a ritmo de calipso, o "En el chino". Las letras son, más que nunca, herméticas y brutales, sin concesiones a la comercialidad ni, a veces, a la interpretación. Aún así eso no nos impide gozar de joyas como la magistral y amenazante "Han caído los dos" que ya salva un disco por sí sola y se convierte en la introducción a la soberbia recta final con "Un vaso de agua" y "La vida en la frontera", de una contundencia emocional que sólo puede venir de la autenticidad más férrea. Un cierre con honores de Jefe de Estado que despeja cualquier atisbo de duda y certifica que estamos ante un disco extraordinario en un estilo que no tendría continuidad. No podía tenerla sin comprometer la salud mental e incluso la física, diría yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario