lunes, 1 de agosto de 2016

tótem #90: la canción del camino




http://www.notodoesindie.com/wp-content/uploads/2015/07/la-cancion-de-juan-perro-e1441128094312.jpg

Título: La canción de Juan Perro
Artista: Radio Futura
Año: 1987
Productor: Jo Dworniak
Sello: RCA / Ariola

1. En un baile de perros
2. El hombre de papel
3. A cara o cruz
4. Lluvia del porvenir
5. La negra flor
6. 37 grados
7. Annabel Lee
8. Luna de agosto
9. La mala hora
10. El canto del gallo

Mientras el álbum anterior ("De un país en llamas" (86)) suponía un análisis de la vida interior, en esta exuberante continuación Santiago Auserón se abre a la vida. Sigue habiendo gritos ahogados de desesperación y angustia ("El hombre de papel" o "La mala hora"), pero son los menos y el tono del disco se orienta un paso más hacia el calor del Caribe y África, cosa que, por otra parte, siempre había estado presente.

Decir que este disco es positivo quizás sea demasiado pero sí es verdad que posee una intención más abierta que se intuye en las celebraciones de "En un baile de perros", "37 grados" o "Luna de agosto", auténticos puntos álgidos del álbum junto a "Lluvia del porvenir", "Annabel Lee" o "El canto del gallo". Las dos últimas merecen mención aparte. "Annabel Lee" adapta un poema de Edgar Allan Poe. Líricamente perfecta, y musicalmente sublime, venciendo a lo ajado de los teclados y secuenciaciones, se erige como un clásico imperecedero. "El canto del gallo" por su parte es el perfecto cierre que narra con tono melancólico y realista un trozo de la vida del trabajador ambulante. Siempre de paso, su hogar es el mundo, y el de este disco, sin duda, es el corazón de cualquiera que se emocione.

No en vano, "La canción de Juan Perro" completa una trilogía imbatible no sólo en la discografía de Radio Futura sino de la música en castellano. Junto a "La ley del desierto / La ley del mar" (1984) y "De un país en llamas" (1986) conforma un tríptico impresionante donde la emoción, la poesía y los demonios se desbordan para marcar el camino a seguir por tantísimas bandas y artistas que entienden la música como algo serio, como el arte que a veces olvidamos que es.

Y de entre todos, este disco, a pesar de mi fijación por el primero de los tres, he de reconocer que es el mejor. Porque es el más completo y porque no tiene desperdicio. Aquí Radio Futura se muestra como un grupo hecho y consolidado que logra mantener la pasión y el entusiasmo necesarios para redondear una obra maestra capaz de atravesar fronteras de espacio y tiempo. Un disco que suena bien de pe a pa. No hay tantos.

Curiosidades

-  Los metales de este disco fueron grabados por The Uptown Horns que habían colaborado con gente como Willy DeVille o los mismísimos Rolling Stones. Poco más que añadir.

- "A mí me parece el disco más importante de nuestra carrera. Llevábamos ya acariciando la idea de grabar en América –no tenía porque ser en Nueva York, teníamos otras posibilidades–, pero evidentemente nos interesaba especialmente el sonido que se trabajaba allí. La proyección pública del grupo era suficiente como para permitir atreverte a un proyecto tan ambicioso como grabar en Nueva York con los mejores músicos que se nos ocurrían, como Daniel Ponce, tristemente desaparecido hace poco, o los Uptown Horns. Éramos un poco conscientes de que esta situación tan favorable podía no repetirse en un futuro y soltamos allí toda nuestra energía porque era un momento muy especial. Todos los álbumes de Radio Futura son hijos nuestros, nos han costado mucho esfuerzo y los hemos hecho con mucho compromiso, pero no todos te salen igual de bien. “La canción de Juan Perro” es el momento álgido de nuestras técnicas de composición y de realización."

(Luis Auserón, http://www.efeeme.com/luis-auseron-los-dias-de-radio-futura-y-la-cancion-de-juan-perro/)

- "Representa el momento en el que la banda llegó más lejos. Otros discos también han adquirido matices ricos y misteriosos con el tiempo. Durante muchos años no he podido escuchar la obra de Radio Futura sin prejuicios, porque me dolía todavía la espalda, me dolía la garganta y me dolía la cabeza de tanto discutir. Se me hacían muy presentes todas las dificultades por las que hubo que pasar, el peso de la responsabilidad a la hora de entrar en estudio, los nervios antes de salir al escenario, el esfuerzo que había que hacer para superarlos, la presión continua de los medios. Ahora escucho nuestros discos de una manera más parecida a la del oyente normal, el de una generación más joven, que ha convertido a Radio Futura en una referencia importante en la evolución del rock hispano, que significa lo mismo a ambos lados del charco. “La canción de Juan Perro” es el disco en el que se produce ese contagio que escapa a nuestro alcance. El disco de Londres, “De un país en llamas”, también está lleno de cosas interesantes, tiene una densidad extraña, una poética oscura, me parece un disco de alto nivel. Luego me gusta cómo quedó la última versión de “Tierra para bailar”, un disco que sigue siendo futurista en el ámbito latino. Con los cambios que hicimos para la “Caja de canciones”, con el último mastering, resultó ser también un excelente disco. Esos tres son lo mejor de Radio Futura. En los tres está Joe Dworniak a los mandos, cosa que es importante señalar."

(Santiago Auserón, http://www.efeeme.com/santiago-auseron-a-vueltas-con-la-cancion-de-juan-perro/)

Nos amoldamos con completa naturalidad a la forma de vida de Nueva York. Eso fue lo que nos hizo aportar mucho más de lo que traíamos ensayado. Nueva York era una ciudad llena de música, de gente que no te miraba con temor, que no se extrañaba por tu presencia. Éramos neoyorquinos por el simple hecho de trabajar allí

(Enrique Sierra, http://www.efeeme.com/recuperamos-un-texto-inedito-de-enrique-sierra-alrededor-de-la-cancion-de-juan-perro-de-radio-futura/)




No hay comentarios:

Publicar un comentario