miércoles, 3 de agosto de 2016

trick or trick? #74: lorenzo's oil



Pablo Honey (Radiohead, 1993)

Resultado de imagen de pablo honeySin duda es el disco de Radiohead de la primera época que menos he oído. Hasta el punto de que el otro día estaba escuchando el primer tema sin saber que eran ellos y pensé: "Estos tíos se parecen un montón a Radiohead". Luego llegó "Creep" y me di cuenta de que eran ellos, aunque también podía haber sido Jeff Buckley, sobre todo por "You" que si no es un claro homenaje, es un robo en toda regla (y salvando las distancias por supuesto). Una comparación que no deja de ser injusta por tratarse de coetáneos, lo sé.

No creo que sea descabellado situar a "Creep" como el corazón del disco, la excusa para publicarlo. La diferencia con el resto es tan brutal que las otras parecen hermanastras de ella. Una de las que se le acercan es "Stop Whispering". En ella destilan la épica de U2 (los buenos, se entiende). Y la otra podría ser el cierre, el noise puro de "Blow Out". Las otras son un devaneo entre el endiosamiento vocal, la melodía sosa e incluso la radiofórmula más predecible ("I Can't"). Un resultado muy pobre que sin duda ha influido en el ensalzamiento (excesivo) de obras posteriores que no voy a nombrar.

Su disco más abiertamente rock y, como suele suceder, el que cuenta con menos texturas y exuberancia. Demasiado primitivismo para un grupo que en el fondo nunca ha sido nada punk. Aquí intentan dar gato por liebre, aunque por otra parte tratan de diferenciarse al combinar dicha "contundencia" con una sensibilidad que no puedo calificar más que como llorona:

"And I'm a creep
I'm a weirdo
What the hell am I doing here
I don't belong here" 

 


Radiohead se estrenan apelando a tu empatía, a lo emocional, al desgarro, a la piel. Juegan con el sentimiento extremo y el ruído blanco. Muestran maneras y un futuro resplandeciente, pero aquí les falta depurar todo eso, quitarle el sentimentalismo y dotarlo de autenticidad y coherencia. Lo conseguirían pero aquí son sólo un grupo en la búsqueda desesperada de la personalidad. Así, al llegar al último tema sigo con la duda del principio: ¿serán ellos, o sus mejores imitadores?

No hay comentarios:

Publicar un comentario