sábado, 7 de enero de 2017

momentazo #355: planes de dominación



Grandes planes (CPV, 1998)

RAP

Resultado de imagen de cpv grandesFueron pioneros absolutos en esto del hip hop en España. El Club de los Poetas Violentos se estrenó en largo en 1994 con "Madrid, zona bruta". Con este disco marcaron la senda para una escena incipiente que se encontraba algo perdida entre el pastiche y la chufla. Desde el principio los Poetas mostraron un compromiso claro por la calidad en las bases y la autoafirmación en las letras, auténticas claves para relanzar un estilo que reventaría en el cambio de siglo.

En este tercer disco, ya como CPV, repetirían la grabación en los estudios D&D de Nueva York. El sonido es más limpio que en los dos anteriores y las bases buscan un minimalismo muy en la onda de lo que se llevaba en la época. Todo esto le dio un empaque monstruoso a un trabajo que curiosamente tiene cierta fama de blando. No en vano, dejan un poco de lado la crítica social para centrarse en temáticas del día a día con la típica egolatría como faro, a la vez que suavizan la dureza de los textos en claro contraste con el vitriolo de su primer disco. Aun siendo cierto, creo que se gana mucho más de lo que se pierde. El matiz y la profundidad se imponen aquí y creo que eso siempre va a ser un acierto.

Mención aparte merecen las bases certeras, claras y con punch de JotaMayúscula. Creo que son las culpables de que hoy podamos hablar de este disco como un clásico, cosa que no sé si podría aplicarse al resto de la discografía del grupo. También destacan las colaboraciones. Kultama, Mucho Muchacho o Tío-Tonton intervienen con naturalidad y gracejo para acompañar el excelente trabajo al micro de El Meswy, Kamikaze, Mr. Rango, Paco King y Supernafamacho. Un auténtico dream team del hip hop hispano que se desbandaría para volar en solitario poco tiempo después de este disco.

El tiempo pasa y pone las cosas en su sitio y lo cierto es que "Grandes planes" puede descansar orgulloso en un lugar honorífico dentro del rap y la música en castellano. Sí, el cambio de nombre les sentó de maravilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario