lunes, 27 de febrero de 2017

momentazo #371: danser et écouter



Homework (Daft Punk, 1997)
 ELECTRÓNICA
HOUSE / TECHNO

Resultado de imagen de daft punk homework"Homework" es un ejemplo clave de electrónica hedonista en los albores del cambio de milenio. Un manual básico sobre cómo sonar avanzado, eficaz y directo a la vez. Una referencia si se quiere aprender a golpear al oyente, hacerlo vibrar y levantarlo del asiento. Este discarral de techno-house a la europea satisface a nivel auditivo además del más evidente nivel psicomotriz.


Daft Punk se estrenan con un álbum esencial en el que simplemente juntan temas que habían estado grabando sin intenciones de que formaran parte de un álbum. Con el agrupamiento de estas pistas dirigidas al mercado de singles, el dúo francés se caga en esa idea que da enjundia al álbum como concepto y dan brillo a la inspiración espontánea y pura, a la intuición por encima de planes enrevesados.


"Da Funk" y "Around the World" son los dos pelotazos absolutos, el pistoletazo de salida a una forma placentera pero cerebral de entender la electrónica. Su gancho es inmediato y eterno, pero no es lo único que destaca en un disco genial. Particularmente siento debilidad por el ruidismo de esa áspera "Rollin' & Scratchin'", una tonada que juega con la imperfección y el derrape que otros popes del sonido extremo llevarían posteriormente a niveles impensables entonces.

domingo, 26 de febrero de 2017

jurado popular #26: el aliento ultraterreno



A Love Supreme (John Coltrane, 1964)

Resultado de imagen de coltrane love supreme"Hablar sobre este disco es superfluo, lo sé. Con escucharlo ya hay suficiente. Coltrane asediado por sus demonios en su época de adoración al altísimo. No hace falta creer para darse cuenta de todo lo que late aquí. Si te lo pones a oscuras y le prestas toda tu atención te va a a atrapar para siempre. Tentáculos le sobran. Droga dura y Dios en una simbiosis inigualable, en cuatro salmos de pura poesía sónica. Un 10 desde el mismo origen para EL saxo del jazz , con permiso de Charlie Parker. Moriría sólo tres años después pero solamente por "A Love Supreme" ya había hecho historia." (La Ranra)



"Es una brutalidad, jamás pensé que llegaría a impresionarme un disco de jazz, tanto que me he quedado con ganas de más. Cómo es posible que con un contrabajo, un piano una batería y una trompeta puedas crear un disco que te atrapa, pero en el sentido físico, te traspasa, sientes que el sonido viene de todas partes con ese ritmo con arritmia. No sé porqué pero me ha sonado a Sonic Youth. No puedo destacar ninguna pero la tercera con ese solo de batería y el final con el contrabajo... ¡Madre mía! 20/10" (Mr Noise)



"De entrada tengo que decir que no me gusta la gente que sabe tocar o toca mejor que yo (es decir, cualquiera con un sistema locomotor de una persona de más de 5 años). Me he puesto el disco mientras limpiaba, habrá sonado unas 3 veces. Tengo que decir que a ritmo del saxo he dejado los muebles de cocina bastante bien. Por no hablar del inicio de batería Pursuance, con el que he puesto una lavadora y ordenado todo el cuarto. La verdad que el disco te ayuda a mover bien los brazos, tengo el piso como una patena. Y bueno qué decir, hay mucho saxo, mucho, muchíiiisimo, pero el disco es muy rico musicalmente hablando, ¡Hasta en un momento dado tiene una parte vocal!. Qué decir, ¿se nota que no tengo ni puta idea de Jazz, no?, pero mi piso está bastante limpio. 8/10." (Barbanegra

sábado, 25 de febrero de 2017

momentazo #370: waiting for the man



Super Fly (Curtis Mayfield, 1972)
SOUL
FUNK - banda sonora / blaxploitation

Resultado de imagen de superfly curtis"Super Fly" puede parecer una historia que ensalza los éxitos del traficante, el rey del gueto, pero acaba siendo todo lo contrario. El disco al menos. No puedo opinar de una película que se me antoja hortera y kitsch, un ejemplo perfecto de eso que llaman blaxploitation. Con su banda sonora, Curtis Mayfield se erige en salvador del pueblo negro a través de la música, en narrador y denunciante que reclama la dignidad y los derechos para los maltratados. "Super Fly" supera el mero ornamento y se eleva por encima del celuloide a base de un concepto claro y cristalino.


Disco conceptual ejemplar en el redil del funk, cuenta con los mejores trucos de Mayfield. Su falsete saleroso, sus wah-wahs serpentinos y, cómo no, sus celestiales arreglos orquestales. La marca de fábrica de un músico genial que puede que no contara con un don para el cicunloquio o la metáfora, pero qué más da eso si sabe sacudirnos con cuatro verdades dulces y sangrantes. Sí, en su tercer álbum en solitario, Curtis me convence por completo. Otra cosa es que comparta ideas como que es su mejor disco, eso no. Para mí nunca ha hecho nada tan emotivo como "Curtis" (1970), un disco que me pone el corazón en la boca cada vez que lo escucho. Este queda para mí un par de escalones por debajo. Y aún así es maravilloso.


Fuera comparaciones, "Super Fly" es un disco obligatorio para aprender y entender de música negra y de revoluciones sociales en esos duros años 70. La calle es retratada como un campo de batalla donde la vida muestra su lado más cruento y por supuesto más humano. No está mal recordarlo de vez en cuando, aunque parezca mojigato, "di no a la droga". No suena tan bien en estos tiempos, ¿verdad? Claro, es que nosotros ya lo sabemos todo.

martes, 21 de febrero de 2017

la interzona #107: una vida después



The Next Day (David Bowie, 2013)
POP / ROCK
AUTOR
 
Resultado de imagen de bowie next dayVuelve Bowie. Con su penúltimo aliento se basta para volver a imponer su clase y su talento. Esta vez su coartada no es nada fácil. Se escuda en una falsa vuelta a las mieles y las espinas de esa borrosa y siempre imponente etapa berlinesa que viera nacer algunas de sus mejores obras.


Los homenajes están ahí, velados o más que evidentes. Primero la portada que remeda a la de "Heroes" (1977), o mejor dicho, la transplanta previa mutilación vandálica. Honestamente, como idea puede ser poética y reventar en miles de significados, pero su atractivo visual es prácticamente cero. Luego está esa "Where Are We Now?" preñada de nostalgia con referencias directas al paisaje urbano de Berlín. Un lamento o una remembranza que se coloca bien arriba en el canon del Camaleón. Tampoco podemos olvidar el cierre, una maravillosa "Heat" que nos remite directamente a los sonidos del ya mencionado "Heroes" o ese también totémico "Low" (1977).


Así suena y sabe "The Next Day", la vuelta definitiva de Bowie a lo más alto de la palestra. Un disco de sonido poderoso, con sus buenas dosis de guitarrazos marca de la casa, pero con un fondo claramente melancólico y nostálgico. Una celebración de una época perdida, más añorada que revivida, pero como no podía ser de otra forma, un disco que sigue apostando por la visceralidad y el escándalo. De impresión los videos que adornan temas como "The Next Day" o un irreverente y deliciosamente perverso "The Stars (Are Out Tonight)". Sí, Bowie nos dice con contundencia que está vivito y coleando.

lunes, 20 de febrero de 2017

la interzona #106: vértigo controlado



People Like Us [In a World Like Ours] (Cultura Probase, 2003)
ELECTRÓNICA / ROCK
DRUM 'N' BASS / FUNK
Resultado de imagen de cultura probase people like us

Contundente y efectivo al 200%, muestra cómo casar hedonismo y potencia sónica. Los peros los encontramos en que es demasiado derivativo y ofrece a ratos una épica de garrafón facilona y burda. Referentes muy bien digeridos y poca originalidad. En definitiva, funcionan mejor en formatos cortos, aunque lo bombástico, ya lo sabemos, funciona al instante. Para esos momentos en los que no queremos pensar demasiado.


sábado, 18 de febrero de 2017

jurado popular #25: pasión, ardor y sobredosis



El amor está en la tierra (Trepàt, 2015)

"Para mí un grupo con mucho potencial que está creciendo y habrá que ver hasta dónde llegan. Su apuesta oscura, surrealista y que algunas veces raya en lo absurdo, en este disco queda más que manifiesta y supone un pequeño salto con respecto al anterior, más directo e incluso influenciado por otros grupos de la tierra. En este se acercan un poco más a lo que ellos pretenden, oscuridad ochentera y postpunk, pero granadinos. La primera mitad del disco es arrolladora, lo que sería su cara a, siendo en el resto su cara b, este matiz se aprecia más en el vinilo, donde ellos experimentan y buscan su camino. Para mí una promesa del panorama musical español. 7/10." (Mr Noise)




"Trepat, para mí una de cal y otra de arena. Juegan con una paleta de sonidos oscura y tremendamente agresiva, con algunos temazos como "Caballo" y "Tortura en los bares", auténticas bofetadas a mano abierta. La lírica es el contrapunto del disco, a veces genial, a veces me ha resultado excesivamente mamarracha, sobre todo en la segunda mitad del disco, quizás la parte que más frío me ha dejado es la voz de la chica. No me termina de pegar en el conjunto.

Como declaración final, grupazo y buen disco. Le dejo un 8/10." (Barbanegra)





"Un artefacto jugoso como la variedad de uva que les da nombre. Est@s muchach@s juegan con la oscuridad de una forma muy original. Su poética oscura y hermética casa a la perfección con la voz del cantante, un trasunto morboso que atrae tanto como repele. Me viene a la cabeza algo como "¡qué asco más rico!". Un juego de opuestos en un trabajo que está lleno de ellos. Un disco obtuso que lanza soflamas para invitar al baile con música y palabras que no invitan a ello.

Trepàt se escriben un poemario maldito en dos partes diferenciadas. La primera, la "accesible", dicho esto entre muchas comillas, la más ochentera y post-punk, la que tiene más ganchos para atraparte. La segunda, a partir de "El amor está en la tierra", mucho más retorcida y abstracta, invita al onanismo y casi al suicidio. Un disco que deja huella y crea expectativas, aunque también se pasan tres pueblos con lo arty, hay que admitirlo. 7/10." (La Ranra)