sábado, 18 de febrero de 2017

jurado popular #25: pasión, ardor y sobredosis



El amor está en la tierra (Trepàt, 2015)

"Para mí un grupo con mucho potencial que está creciendo y habrá que ver hasta dónde llegan. Su apuesta oscura, surrealista y que algunas veces raya en lo absurdo, en este disco queda más que manifiesta y supone un pequeño salto con respecto al anterior, más directo e incluso influenciado por otros grupos de la tierra. En este se acercan un poco más a lo que ellos pretenden, oscuridad ochentera y postpunk, pero granadinos. La primera mitad del disco es arrolladora, lo que sería su cara a, siendo en el resto su cara b, este matiz se aprecia más en el vinilo, donde ellos experimentan y buscan su camino. Para mí una promesa del panorama musical español. 7/10." (Mr Noise)




"Trepat, para mí una de cal y otra de arena. Juegan con una paleta de sonidos oscura y tremendamente agresiva, con algunos temazos como "Caballo" y "Tortura en los bares", auténticas bofetadas a mano abierta. La lírica es el contrapunto del disco, a veces genial, a veces me ha resultado excesivamente mamarracha, sobre todo en la segunda mitad del disco, quizás la parte que más frío me ha dejado es la voz de la chica. No me termina de pegar en el conjunto.

Como declaración final, grupazo y buen disco. Le dejo un 8/10." (Barbanegra)





"Un artefacto jugoso como la variedad de uva que les da nombre. Est@s muchach@s juegan con la oscuridad de una forma muy original. Su poética oscura y hermética casa a la perfección con la voz del cantante, un trasunto morboso que atrae tanto como repele. Me viene a la cabeza algo como "¡qué asco más rico!". Un juego de opuestos en un trabajo que está lleno de ellos. Un disco obtuso que lanza soflamas para invitar al baile con música y palabras que no invitan a ello.

Trepàt se escriben un poemario maldito en dos partes diferenciadas. La primera, la "accesible", dicho esto entre muchas comillas, la más ochentera y post-punk, la que tiene más ganchos para atraparte. La segunda, a partir de "El amor está en la tierra", mucho más retorcida y abstracta, invita al onanismo y casi al suicidio. Un disco que deja huella y crea expectativas, aunque también se pasan tres pueblos con lo arty, hay que admitirlo. 7/10." (La Ranra)

No hay comentarios:

Publicar un comentario