viernes, 24 de marzo de 2017

momentazo #381: creado y regalo de los ángeles...



Ritual De lo Habitual (Jane's Addiction, 1990)
 ROCK
ALTERNATIVO - rock exótico

Resultado de imagen de jane's addiction ritualJane's Addiction, esa droga dura que me llegó junto a sus coetáneos, los Pixies. No es que tengan mucho que ver más allá de su visión desviada del rock alternativo como materia para modelar el arte. Quizás estén relacionados en sus curiosos y sugerentes artworks, su originalidad melódica y su intensidad. Y en este disco también en ese español roto que usaran los de Boston y que aquí sirve a los angelinos para titularlo y para darle entrada con esa chica que suelta esas vergonzantes y geniales frases: "señores y señoras, nosotros tenemos más influenssia en sus hijos que tú tiene, pero los queremos. Creado y regalo de Los Ángeles, ¡Guana's Adicsiónnnnn!". Toda una declaración de intenciones, de verdad descarnada.


Este sería el segundo álbum de Jane's Addiction y el último de estudio antes de su forzada y sosita reunificación. Este discazo es el que acabaría por establecer su estatus de banda legendaria. Aquí juegan con las texturas y los matices más y mejor que nunca y cuando tienen que ponerse duros lo hacen sin dejar un resquicio para la duda. Así las cosas me parece claro que este "Ritual..." es un trabajo extremo en toda la extensión del término. Extremo en las formas y en el contenido. Preñado de música fuerte como una roca y capaz de emocionarnos con una sensibilidad tan primitiva como exótica.

No es que sea una obra conceptual al uso, a dios gracias, pero sí que tiene hilos conductores en su aparente caos. Para empezar, la maravillosa portada, trabajo del propio Perry Farrell, que se inspira en la letra de "Three Days". Y para seguir, sus dos partes bien diferenciadas: las primeras 5 canciones, que forman un collage pop rock del duro con guitarras de vértigo y con un tono más bien insustancial, pura diversión anfetamínica; y el tramo final que empezaría en ese prodigio llamado "Three Days". Los cuatro últimos temas conformarían una elegía de Farrell a su novia Xiola Blue, fallecida por sobredosis. También hay menciones en "Then She Did" al suicidio de la madre del cantante cuando este tenía cuatro años. Memorias trágicas que pedían lo que se les dio, un tono mucho más oscuro que aquél a que nos tenían acostumbrados hasta ahora, estructuras progresivas y longitud maratoniana. Hasta un violín teñido de aires orientales o eslavos en "Of Course". Al final esta suite sorprende por sacar al grupo de su zona de confort haciéndoles parir la mejor música que jamás habían creado.


Pocos grupos pueden sacar pecho y decir que con sólo dos discos rozaron el cielo. Jane's Addiction son unos de ellos, lo rozaron y se quemaron. Conscientes de la máxima de Neil Young, prefirieron consumirse a desvanecerse poco a poco. Exactamente igual que los Pixies. Vaya con las asociaciones peregrinas. Al final tienen hasta sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario