martes, 25 de abril de 2017

trick or trick? #83: gótico sureño



American Gothic (David Ackles, 1972)
POP
AUTOR - musical

Resultado de imagen de ackles gothic"American Gothic" siempre ha sido un disco maltratado, vilipendiado, enterrado en el olvido. Se puede decir que es una de esas obras de culto que nunca han encontrado a su público. Así las cosas no parece muy probable que pasadas cuatro décadas desde su edición vaya a conquistar nuevos oyentes.


Antes de oírlo suponía que yo entraría en ese redil de elegidos que tienen al álbum como ambrosía pura. Esa era mi idea, ávido como estoy de nuevas experiencias y causas perdidas. Pues no, no me entra ni a la de tres. Nada más empezar ya me pareció que la cosa estaba difícil. Tras la inmersión en sus procelosos arreglos orquestales puedo afirmar que aprecio sus formas armoniosas, pero no va conmigo.
Parece claro que si no ha encontrado a su público será porque no existe

Ackles aquí es visto como heredero oblicuo de los grandes cantantes europeos, esos capaces de estrujarte el alma entre la teatralidad y el corazón en la boca. No lo veo para nada. Comparar al norteamericano con Jacques Brel o Édith Piaf me parece forzado, injusto, casi bochornoso. Su fraseo grave y profundo tiene más que ver con compatriotas como Neil Diamond o Don McLean, y en cuanto a los arreglos orquestales, los veo más emparentados con el musical que otra cosa, con todo lo que esto conlleva de ingenuidad, pulcritud y asepsia, adjetivos que no suelen casar con la música que me gusta.


Con "American Gothic" no te vas a manchar las manos. No está por tanto entre mis platos favoritos. Como mucha gente no le veo la gracia. Será porque no la tiene. Y ahí sigue y seguirá, enterrado y bien oculto entre toneladas de seriedad, sobriedad y aburrimiento. Una pena, pero es así. Parece claro que si no ha encontrado a su público será porque no existe.


PD: Con todo, "Love's Enough" es preciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario