domingo, 9 de julio de 2017

jurado popular #45: de fantasía



My Favourite Faded Fantasy (Damien Rice, 2014)

Resultado de imagen de my favourite faded fantasy"Para mí Damien Rice es un músico sobresaliente, a nivel técnico es brutal, su obra está llena de arpegios de guitarra y melodías que, al menos para mí, sí que son muy diferenciables entre sí. Sí, es un artista triste en resumidas cuentas, es un disco triste, por supuesto, para mí no es algo malo, sin lugar a dudas casi todos mis grupos favoritos (como The Cure o The National) tienen obras que suelen caer del lado de la tristeza. Uno de mis temas favoritos es It Takes a lot to know a Man's, con ese final brutal (sí, abusando del crescendo) . Las canciones son complejas y cuentan con un montón de arreglos muy bien cuidados, que luego en directo se encarga de interpretar solo. En definitiva, un buen disco de un gran artista. 8/10." (Barbanegra)




"Puf! Y digo puf, no porque sea extremadamente melancólico, triste e introspectivo, sino porque si te quieres cortar las venas solo tienes que escucharlo. No discuto que dentro de todo ello, hay un buen músico, pero que se ha instalado en la melancolía y el llanto, lo que lo hace repetitivo y previsible, prácticamente todas empiezan igual y acaban igual, la estructura es idéntica y él es un encefalograma plano de llantos y quejas. Aún así tiene ese algo que muy pocos tienen, pero le falta, por lo menos en este disco, ese algo de variedad, de cambio, aunque sigas llorando. Hay momentos en los que me recuerda a No Man, ahí queda eso. 5/10. Y me muerdo la lengua." (Mr Noise)




"Me ha costado, lo reconozco. Al principio el disco me parecía demasiado engolado, demasiado azucarado, demasiado todo. Con las escuchas he podido ir desentrañando su belleza, que reconozco que es brillante como la voz de Damien. El problema que encuentro es que está continuamente al borde, en el límite entre lo emocionante y lo pasteloso y para mi gusto traspasa la linea en varias ocasiones. La más evidente, en "The Greatest Bastard", con una melodía demasiado ñoña para mi aguante.

Por supuesto que también veo méritos en este trabajo. Los arreglos orquestales me parecen impresionantes, preciosos y en su sitio. Y todo esto redunda en un empleo espectacular del recurso del crescendo. Otra cosa es que sea un truco bastante manoseado ya. En definitiva, un disco precioso, aunque no acaba de llegarme por lo que comento, así que le doy un 6/10." (La Ranra)





No hay comentarios:

Publicar un comentario